¿Quiénes me siguen?

Nuestra imaginación nos pertenece. ¡No a los plagios!

domingo, 21 de julio de 2013

Toxic.


¿No sientes ese tóxico, ese veneno recorriendo tus venas?

Aquí yazgo, en el suelo, dejando que miles de pensamientos incoherentes nublen mi mente. Ni siquiera sé cómo ha sucedido todo, cómo las palabras me han dañado como si se tratara de espadas recién afiladas.

Siento dolor y cualquiera que me vea podrá sentirlo también, verlo emanar de mi figura de rebelde cabellera pelirroja y de mi piel blanca como la cal, los ojos enrojecidos, señal de que he llorado.

Pasan por mi cabeza todos los rumores, todos los insultos: "fea, tonta, puta, zorra…" Dan vueltas por mi mente, recordándome lo que dicen y sé que no merece la pena escucharlos, mucho menos darles crédito, pero lo hago, como haría cualquier persona en mi lugar, porque tiendo a pensar siempre lo peor de mí misma, lo que sé que no es verdad.

Y es debido a todo esto que aparece el veneno, saliendo de mi interior, borboteando hacia fuera. y es que tantas mentiras, tantos daños causados por míseras palabras pronunciadas por personas lo suficientemente asqueadas de su vida como para necesitar hablar de los demás, casi imponen la necesidad de replicar, de seguir con un círculo de falsedades que no puede llevar a nada bueno.

Así que me callo, dejo que el veneno me corroa por dentro.

Es mejor pasar de ellos que dejarse engañar por sus celos.

7 comentarios:

  1. A palabras necias oídos sordos.
    Hay algunas personas que se aburren demasiado con su triste vida y necesitan meterse en la de los demás de cualquier manera para divertirse. A esas personas ni caso. No se merecen que les dediquemos ni un segundo de nuestro tiempo.
    Espero que lo que describes en este relato no te haya pasado a ti... ;)
    Un abrazo y pásate cuando quieras :3

    ResponderEliminar
  2. Me encanta,se puede sentir tu dolor. Te sigo, un saludo desde: http://andencuatrocientosveintidos.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  3. Jamás permitas que un comentario envidioso o malintencionado te afecte. No te dejes intoxicar por la sociedad. Sé tú misma, aunque te cueste acabarás encontrando a personas que te intoxiquen pero de buenas sensaciones.

    Un besazo,
    Abel Jara Romero

    ResponderEliminar
  4. Creo que a todos nos ha sucedido alguna vez algo similar a esto, pero, al igual que la voz del relato, no creo que debamos dejarnos llevar por ello, sino seguir adelante y pensar solo en lo que nosotros mismos creemos.
    HAY QUE PASAR DE ELLOS.
    Es genial saber que tengo un nuevo seguidor ^^
    Un besito!

    ResponderEliminar
  5. Jején que me ha encantando tu relato!
    Saludos :3

    ResponderEliminar
  6. Suele pasar muchas veces, pero yo pienso que situaciones así son las que nos hacen madurar, hacernos fuertes y eso les va a molestar más a aquellos que nos critican eso seguro :)
    Me encanta tu blog!^^
    te sigo, y en twitter también jejeje ;)
    un beso desde http://itsmylifemydreams.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola! :)
    Todos alguna vez hemos tenido que soportar críticas. Lo importante es que como afirmas en el relato no hagamos caso a sus provocaciones. A veces es difícil ignorar las malas palabras, pero al final lo importante es saber quienes somos en realidad.
    Besos,
    Pensamientos De Adolescencia

    ResponderEliminar