¿Quiénes me siguen?

Nuestra imaginación nos pertenece. ¡No a los plagios!

domingo, 28 de julio de 2013

La Vie en Rose.

¿Qué tal estáis?
¿Disfrutáis el verano?
Yo estoy bastante liada, pero intento sacar un huequito para programar entradas en el blog, de ahí que, como os daréis cuenta más adelante, esta entrada la escribí a finales de invierno y la estoy publicando ahora.
Espero que lo disfrutéis y que me dejéis leer vuestros estupendos comentarios.
 
Quiero coger un cristal de color rosa y mirar la vida a través de él, dejar de lado los malos momentos y sustituírlos por los buenos, olvidando así las desgracias y la incertidumbre.

¿Quién no ha querido nunca hacer desaparecer todo aquello desagradable?

Pero no podemos hacer desaparecer los momentos amargos, puesto que entonces no podríamos disfrutar de los dulces.

Camino por la calle vistiendo unos vaqueros y un jersey grueso, escuchando el taconear de mis botines en el suelo y miro a todos aquellos que me rodean, a la pareja que pelea en medio de un paso de cebra, hasta que ella llora y él, conmovido, la abraza y se besan.  Veo a ese señor que pone flores en un semáforo donde está pegada una foto en blanco y negro de una mujer y le escucho decir a sus hijos que con ella fue feliz. Veo al anciano, marcado por las heridas de la guerra, sonreír al coger a sus nietos en brazos.

Giro sobre mis pies y voy descubriendo, uno detrás de otro, instantes de desastres y calumnias, seguidos o precedidos de otros de luz y alegría.

Cojo un cristal de color rosa y lo pongo delante de mis ojos, para luego reírme y tirarlo, partiéndolo en mil pedazos. Creer en la felicidad absoluta es vivir engañado.

Disfruta el tiempo amargo, la vida es agridulce y no puede hacerse nada por evitarlo.

2 comentarios:

  1. Casi me emociono... es de las cosas más bonitas que he leído últimamente :) ¡Felicidades! Me ha encantado, de verdad :D
    Un abrazo y pásate cuando quieras :3

    ResponderEliminar
  2. Que razón tienes!!! Me ha encantado como has expresado lo del cristal rosa. Que todo lo malo puede terminar en algo bueno, y no todo es, como dices, color rosa. Así qué disfrutar de lo mejor y aceptar lo peor.
    Un beso!

    ResponderEliminar