¿Quiénes me siguen?

Nuestra imaginación nos pertenece. ¡No a los plagios!

martes, 21 de mayo de 2013

El Acantilado (2)

Capítulo 2: La historia.
Noa respiró hondo, tratando de reunir valor para contar su historia.
David la miraba, relajado, preguntándose los motivos por los que una chica como ella querría terminar con todo, escoger la vía fácil.
-El problema surgió hace seis meses- Comenzó ella, retorciéndose los dedos-. Yo acababa de cumplir dieciocho años y, siguiendo la tradición familiar, embarqué a bordo de un lujoso transatlántico, segura de que en Europa viviría toda clase de aventuras, al fin y al cabo, el siglo XX puede ser muy provechoso para una joven adinerada americana. Y sí- Afirmó, con una mueca de dolor-, viví una aventura, pero con el subcapitán del barco; tenía veinticinco años y un físico con el que conseguía llamar la atención de todas las mujeres a bordo. Entonces, pensé que era una suerte que me escogiera a mí, pero ahora sé que fue una desgracia.
-¿Por qué?
No quería interrumpirla, pero ella había frenado su explicación y él quería escuchar el resto de la historia.
-Porque me enamoré de él- Dijo Noa, remarcando lo obvio-. Durante los últimos días de travesía, empezó a hablarme, prestándome atención y explicándome todo lo que quisiera saber del barco. Y yo, tonta de mí, caí en su juego. Él me prometió que se fugaría del barco conmigo, que no regresaría al puente de mando después de su descanso de una semana, pero mentía- Noa miró a David fijando su mirada en sus ojos color avellana-. Esa semana la pasamos juntos, disfrutando de la vida europea con mi dinero, sin que yo me diera cuenta de que se estaba aprovechando de lo que sentía por él. La última noche antes de que su semana de descanso terminara, volvió a prometerme que se quedaría a mi lado, pero al despertarme la mañana siguiente, él no estaba y el barco había zarpado, al igual que todo mi dinero había desaparecido- Suspiró-. Destrozada, busqué asilo en casa de un viejo amigo de mi padre y fue allí, días después, cuando me enteré de que mi subcapitán estaba casado y que no era la primera vez que engañaba a alguna chica como me había engañado a mí.
-Sinvergüenza...
Noa sonrió a David, pero no era una sonrisa alegre.
-Gracias a la ayuda económica de mis protectores, regresé a América, a mi casa, pero estaba completamente deshonrada y, hace cinco días, después de mi regreso tras meses en Europa, mi familia me repudió. He pasado de tenerlo todo a no tener nada, David. ¿Sigues pensando que mi vida ha sido sencilla?
David la miró, perdiéndose en sus ojos verdes tras percibir la traición en su historia.
-No- Lo negó-, no lo ha sido. Pero si te derrumbas y decides terminar con todo, les darás la razón respecto a la deshonra, Noa. Y creo que el estarlo o no, más allá de tus acciones, deberías decidirlo tú de acuerdo a lo que sientes, sin pensar en lo que te digan.
Noa separó los labios, inspirando fuertemente, buscando la verdad tras sus palabras.
-¿Qué me dices?- David extendió su mano hacia ella-. ¿Vas a intentarlo?
Durante unos segundos, la chica dudó. Después, sujetó la mano que le tendía.
-Sí- Dijo mientras se apartaba del acantilado. 


Por última vez en el blog, os anuncio que Suara tiene un blog que os gustará visitar, si queréis hacerlo, pinchad  AQUÍ.

5 comentarios:

  1. Mucho mejor que el primero, se nota la diferencia. Ya has metido una historia de amor fracasada y de la que uno de los miembros a abusado de los sentimientos del otro, hay un rechazo familiar hacia la protagonista que le llevará a demostrarse muchas cosas a sí misma... Tiene mucha mejor pinta. El final creo que puedes pulirlo un poco más pero me ha resultado interesante de leer. Sigue cubriendo a los personajes de tramas ocultas y de interés para los lectores y, con tu forma de escribir, tendrás una buena historia.

    Un beso,

    Abel Jara Romero

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, de nuevo ^^
      Me alegra saber que te ha gustado.
      El tercer capítulo es ligeramente más corto y a mí, personalmente, me parece que le di un final dulce a la historia.
      Espero que lo leas y te guste =)
      Un besito!

      Eliminar
    2. Pues estaré expectante para leer ese tercer capítulo y darte mi opinión :)

      Por cierto, pásate por mi blog. Creo que has sido premiada por la persona que escribe este comentario. No podías faltar en mi lista de premiados.

      Un beso,

      Abel Jara Romero

      Eliminar
  2. COincido con Abel, pero al fin al cabo escribes tan bien que todo es genial, cariño!! Un beso!

    ResponderEliminar
  3. guau me ha gustado mucho este capítulo, es mejor incluso que el primero Dulce :3

    Un beso! May R Ayamonte

    ResponderEliminar