¿Quiénes me siguen?

Nuestra imaginación nos pertenece. ¡No a los plagios!

sábado, 1 de septiembre de 2012

Magia Negra (6)

Capítulo 3: Magia, pociones y hechizos.
(Parte 2) 

No se equivocaba, a la mañana siguiente el cielo estaba cubierto de nubarrones negros, encapotado. Y continuó así tres días más, aquello era el norte del país y eso era lo normal.
Durante ese tiempo, Avril no solo se limitó a ayudar a su madre, siendo más consciente cada día que pasaba de que ella tenía cada vez más esperanzas respecto a que se quedara, aunque iba a defraudarla. También subió al desván, ese lugar lleno de telarañas y moho donde guardaban los libros de encantos. Habían pertenecido durante generaciones a la familia y cada bruja había ido añadiendo todos los que hubiera podido conseguir, acumulando así una colección de más de doscientos ejemplares diferentes. Nora siempre había preferido, pese a su ascendencia, la magia celta, pero ella tenía predilección por la egipcia.
Se acercó a los tres tomos, recopilaciones de distintos papiros y escogió el que mejor conocía. La planta que hacía las veces de folio se había ido oscureciendo, pero los jeroglíficos, para ella que podía entenderlos, eran perfectamente visibles.
“Magia Negra”
Aquel era  el libro que, años atrás, se aprendiera casi de memoria, su favorito de todos los que tenía guardados y a su disposición. Siempre había pensado que no existía magia negra o blanca, que toda magia era neutra hasta que era utilizada con un fin bueno o malo. Pero no había logrado que su madre pensara lo mismo y, al cabo del tiempo, había desistido de intentarlo.
Pasó las páginas cuyo tacto recordaba desde la última vez. Esos papiros contenían hechizos de amor, de fortuna, de invocaciones. Y nunca había empleado ninguno de ellos. La mayoría eran inofensivos para las brujas que los empleaban, pero no sucedía así con todos, había hechizos que tenían un castigo peor que la muerte. No tardó demasiado en encontrarlos, al final del libro. Hechizos de cura de enfermedades mortales, de devolución a la vida. Jamás había tenido necesidad de usarlos y sabía que, de tenerla, se arriesgaría a pagar un precio muy alto, por eso nunca los pondría en práctica. Se limitaba a mirarlos, a imaginar las posibilidades de una cura para todas las enfermedades del mundo si pudieran ser usados sin sufrir las consecuencias.
En sus ratos libres, pintaba, mostrando en el papel lo que fuera que tuviera delante, ya fueran objetos o paisajes enteros. A veces dibujaba a Matt, sin necesidad de una fotografía, pues ya se había aprendido su cuerpo de memoria.
El veintiuno de junio era la noche del solsticio de verano y, como todos los años anteriores, se decidió a ir. Se trataba de una de las festividades más importantes para las brujas y, pese a sus recelos para dirigir el aquelarre, no se la iba a perder.
A las afueras del pueblo, junto a los acantilados de roca negra, las hogueras comenzaban a arder, ganando fuerza gracias al poder de aquellas que las avivaban entre ensalmos. Allí solamente había mujeres, una festividad reservada al género que, durante siglos, sufrió las persecuciones y las llamas de hogueras que ahora encendían en su honor, no en su contra. Todas ellas, jóvenes o ancianas, lucían una corona de flores entretejidas en el pelo. A la luz del fuego, cenaron carne, contando sus historias, compartiendo experiencias, cediendo la palabra a la líder del aquelarre. Y luego, cuando ya todo parecía en calma, se pusieron en pie de nuevo, bailando desnudas ante la hoguera, saltando las llamas en una fiesta milenaria, en una noche mágica.

10 comentarios:

  1. Yo siempre he creído que todas las noches son mágicas por algún motivo pero, sin duda, la noche del solsticio de verano es la más mágica de todas :)
    Un abrazo y espero el próximo capítulo :3
    http://utopiainthemoonlight.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Verdad que sí?
      Todas las historias de brujas, o al menos la mayoría, resaltan ese día. Digo yo que por algo será... ;)
      Un besito!

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Créeme que sí, que ya queda cada vez menos =)
      Pero nada, espero que, pese a ser cortita, te guste! :D

      Eliminar
  3. Me ha parecido precioso este capítulo, la fiesta de la que hablas parece muy real por la manera que tienes de contarla! Me he enganchado totalmente a esta historia :D
    No sé si te habrás pasado por mi blog, pero si no es así, he publicado nuevas entradas y me encantaría que les echaras un vistazo, estaré encantada :) http://dosisdehistorias.blogspot.com.es/
    Un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!! =)
      Sí, claro que me he pasado, pero seguiré haciéndolo =)
      Besitos!

      Eliminar
  4. ¡Hola! :)
    Ya he leído completo el tercer capítulo completo y la historia cada vez se pone más interesante.
    Escribes muy bien, ¡sigue así!
    Besos.

    PD: Espero verte por mis blogs. ;)
    Pensamientos De Adolescencia ∞
    Sollozos En Mitad Del Bosque

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!! ^^
      Me pasaré por allí ;)

      Eliminar