¿Quiénes me siguen?

Nuestra imaginación nos pertenece. ¡No a los plagios!

viernes, 3 de agosto de 2012

Sin futuro.

A veces, miras a tu alrededor y no ves nada que merezca la pena.
Observas a quienes ya tienen un futuro labrado, a quienes miran por sus intereses y piensas si alguna vez podrán mirar por los tuyos.
Ves a aquellos que tienen el control y te preguntas qué es lo que harán por ti, si es que van a hacer algo.
¿No te da la impresión de que la sociedad se preocupa del presente y se olvida del futuro?
Seguramente, tú formes parte de ese futuro que, en el presente, no cuenta, que se queda al margen porque quienes podrían remediarlo no lo hacen.
Nadie te da oportunidades para salir adelante, dicen que así podrás demostrar por ti mismo lo que vales. Y entonces tú te preguntas si realmente ese será el motivo o es que no quieren complicarse ideando maneras de ayudarte.
Quieras o no, en todos los sitios pasa igual, en las profesiones y en las aficciones. La gente que podría cambiar los métodos y las ideas obsoletas se niega a hacerlo y te aparta así a la oscuridad, de la que deberás escapar sin saber muy bien al principio cómo debes actuar.
De momento, solo buscas tener una oportunidad.

6 comentarios:

  1. Me gusta Mucho! Me seguiré pasando por tu blog! afiliada! Siguiente entrada!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísmas gracias!! =)
      Mañana más y espero que mejor que esta ;)
      Un besito!

      Eliminar
  2. Las oportunidades te las das tu, así son las cosas, por desgracia.
    Me encanto la entrada.
    Un beso cielo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exactamente =)
      Hay cosas que no van a cambiar, pero hay que seguir adelante y hacerlo lo mejor posible.
      Muchas gracias, May!
      Otro beso para ti !

      Eliminar
  3. Hola! me gustó mucho tu entrada. Acabo de descubrir tu blog y... ya tienes nuevo seguidor :)

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! Espero seguir publicando contenidos que gusten =)
      un besito!

      Eliminar