¿Quiénes me siguen?

Nuestra imaginación nos pertenece. ¡No a los plagios!

miércoles, 15 de agosto de 2012

¿Has oído al viento llorar?

A veces se escuchan sus lamentos, el silbido entre los árboles al recordar su tormento.
Antes, no había corrientes de aire, el mundo se mantenía a la temperatura idónea todo el año, en invierno y en verano.
Vento vivía apaciblemente sin ninguna preocupación más que obedecer los caprichos de su señor y estaba contento con ello, con ser el último en la cadena de mando.
Hasta que conoció a Flama.
Flama, pelirroja como las llamas, era una sacerdotisa recién iniciada, pero había un dios al que ya había caído en gracia. Zeus iba tras ella cual adolescente enamorado, rogándole un trato de favor que ella le negaba, que les había negado a todos.
Pasaron las semanas y Vento se limitaba a mirarla a distancia, nunca se acercaba. Pero llegaron las fiestas de la ciudad y eso cambió. Un día, toda la familia, incluidos los siervos, estaban en el templo y ella apareció; tenía prisa, pero al verle, se paralizó. Y supo que, de alguna manera, él era lo que no había encontrado tras años buscando, que por fin le tenía enfrente.
Durante algunos meses, por las noches, ambos consiguieron escaparse, encontrarse el uno al otro y perderse para no ser hallados hasta el alba siguiente, de nuevo dispuestos a sus respectivas funciones.
Sin embargo, sucedió que Zeus no se había olvidado de ella, la seguía considerando un capricho que debía tener. Y como un niño caprichoso, su ira fue arrolladora cuando supo que lo que él, un dios inmortal y todopoderoso, no había conseguido, sí lo había logrado otro.
Cegado por los celos, los maldijo a ser polos opuestos, a pelear siempre con tal de imponerse.
Y así fue como surgieron el frío y el calor; cómo Flama se vio convertida en el calor del verano y cómo Vento se transformó en el viento que lucha para vencerlo.
¿Has oído al viento llorar?
Ese aullido que produce al chocar contra muros y edificios es su lamento, así es como llora Vento.

8 comentarios:

  1. Me en-can-ta. Los dioses y todo esto me encanta. Creo que podría incluso ser cierto por que es una historia preciosa y triste. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya somos dos a las que nos gusta la mitología ;)
      Muchas gracias por comentar!

      Eliminar
  2. Sublime.
    Sin palabras *-*
    Un relato fascinante y muy bien escrito.
    Enhorabuena! Sigue así :)
    Un abrazo :3

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado! ^^
    Has mexclado mitología (cosa que me encanta) y fantasía!!! :D
    Probecito Vento :'( me ha dado muchísima pena Y.Y
    Te lo has inventado tú este relato?¿ Es alucinante! *-*
    Un beso! (K) <3
    ¡Y sigue así!

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias!! :D
    Sí, el relato es 100% mío ;)
    Un besito!

    ResponderEliminar
  5. ¡Me ha encantado! Ha sido como leer un relato de la mitología griega, me ha recordado al curso de latín que hice, con Cupido y Psique.
    Un beso <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta la mitología, así que decidí basarme un poco en sus tragedias ;)
      Son obviamente, tristes, pero bonitas =)

      Eliminar