¿Quiénes me siguen?

Nuestra imaginación nos pertenece. ¡No a los plagios!

domingo, 22 de julio de 2012

Confesiones.

Suenan las campanadas y las puertas se abren.
No esperaba verte aquí, pero tampoco esperaba que llevaras esmoquin y salieras de la mano de una novia vestida de blanco.
No me malinterpretes, sé que lo nuestro acabó hace mucho tiempo y sin embargo, no por ello he dejado de sentir lo mismo que entonces, ese cosquilleo en el estómago al pensar en ti. Y también todo ese dolor en el pecho al ver las fotografías de nuestro pasado en común.
No me creerás, lo sé, pero no te guardo rencor, nunca lo hice. Te veo ante mí y sé que eres feliz, que en este preciso instante solo eres capaz de pensar en ella y no en mí, en lo que tuvimos.
No te confundas si estoy llorando, no te compadezcas de mi dolor.
Algún día recuperaré la sonrisa, cuenta con ello.
Ella te espera, vuelve a su lado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario