¿Quiénes me siguen?

Nuestra imaginación nos pertenece. ¡No a los plagios!

lunes, 31 de diciembre de 2012

Os recomiendo (1)

¡Hola a todos!
Primero de todo, desearos que paséis un feliz fin de año y que todos vuestros propósitos para el 2013 se cumplan.
Ahora ya sí, os presento esta nueva sección del blog, creada precisamente para celebrar el año que viene.
Si queréis saber de qué va, os lo explico:
Como es obvio, hay algunas entradas del blog (las primeras, de cuando lo creé) que no han sido demasiado vistas, por no decir que casi nada. Por eso mismo he creado este apartado, para que, si queréis, podáis verlas y darlas una oportunidad, porque hay algunas que a mí, personalmente, me gustan mucho.
Si os interesan os dejo aquí algunas de ellas:
El helicóptero
Lágrimas

¡Disfrutadlas!


sábado, 29 de diciembre de 2012

RXC (2)



Blanco y Negro (Malú).
Camino corriendo y, sin preocuparme porque el kimono de seda gris se manche, piso el césped con los pies descalzos y me siento junto al estanque, en el mismo lugar en el que me he sentado durante años, cada vez que tenía miedo o dudaba de algo. Y eso es precisamente lo que me pasa ahora, que dudo, que no sé si debo ponerle fin a esta relación que, a veces, me hace daño.
Observo el agua cristalina y, de pronto, los veo. Los peces de colores que habitan el estanque desde siempre o, al menos, desde el mismo día en que yo naciera, cuando aparecieron ahí misteriosamente, dos palmos más pequeños de lo que son ahora. Uno blanco y otro negro.

miércoles, 26 de diciembre de 2012

RXC (1)



 Este es el primer "Relato por Canción" que publico aqui, para que lo veáis.
A los que aún no lo sepáis, esto, un RXC, es un pequeño relato escrito a partir de lo que el título de una canción ha logrado que imagine.
Ya me diréis si os gusta ;)
Un besito!

Vestido azul (LODVG)
Camina por la playa, sintiendo el gélido roce de las olas besando sus pies y el hiriente viento chocando contra sus brazos desnudos.
En mitad de la noche, la luz blanca y brillante del faro la ilumina, sacando destellos a su vestido azul de seda, el mismo con el que, horas antes, salió corriendo de su casa, huyó tras descubrir a su prometido engañándola en su propia cama.

lunes, 24 de diciembre de 2012

Novedades (11)

¡Buenas tardes!
Supongo que muchos ya estaréis empezando a preparar todo lo necesario para esta noche, pero aquí estoy yo, dispuesta a explicaros (al fin y esperando que haya alguien mirando el blog XD) ese nuevo proyecto que ya os dije que tenía en mente.
Y a decir verdad, es muy sencillo.
No sé si algún otro blog habrá puesto esto en práctica, lo que sí sé es que hay proyectos parecidos sueltos por blogger, así que espero que, si este os gusta, le deis una oportunidad.
¿Y qué es? Os preguntaréis, después de tanta charla sin decir nada específico.
Pues es lo que yo llamo...
Relatos Por Canciones.
Si estáis mirando la pantalla del ordenador con cara de "qué me esta contando esta chica" os lo explicaré.
He llegado a la conclusión de escribir, como ya dije, relatos basándome únicamente en títulos de canciones cuyo autor, por supuesto, también os diré. Esta idea se me ocurrió un día que, de golpe, me quedé sin inspiración y, a raíz de escuchar música y leer el título de una de las canciones, empezó a ocurrírseme un relato y me dije: "Si no empleas esto para el blog, te mato".
Así que, para no matarme a mí misma, aquí llega esta nueva sección, que será llamada, para acortar el nombre... ¡RXC!
¿Os gusta la idea?
¿Hay alguna canción de la que querríais leer un relato? Si es así, podéis dejarme la sugerencia y yo me encargaré de escribirlo cuando me venga la inspiración ^^
Ahora ya sí, os dejo seguir preparándolo todo para la cena =)
¡Un saludo! 

Tierra y cielo (8)



Capítulo 8: EL fin.

Sorah y nemes rodaron por el suelo mientras el conductor y los alumnos salían a la calle, reteniendo a Diego y llamando a la policía.

Sorah se giró, tenía las rodillas raspadas, al igual que los brazos y la mejilla, pero eso sólo le sucedía a ella. Nemeides estaba tirado a su lado, las alas fracturadas y un reguero de sangre plateada escapando de su sien.

-Sorah…

Ella le cogió la mano y comenzó a llorar, a sabiendas de que esas heridas no tenían cura. Incluso un ángel podía morir.

-Nemes…- Susurró, intentando mirarle a través de las lágrimas.

-Sorah.

domingo, 23 de diciembre de 2012

Tierra y cielo (7)


Capítulo 7: Reencuentro.

Sorah despertó junto a Nemeides y observó su perfil perfecto. Él abrió un ojo y murmuró todavía dormido algo que no llegó a entender. Rió, feliz, y le dio un beso en los labios.

-Tengo que irme, Nemes. Diego necesita que termine de ayudarle.

El ángel se sentó, extendiendo las alas.

-¿No podrías dejarlo para mañana? Podríamos hacer el vago los dos y quedarnos aquí, juntos.

De nuevo, ella rió.

-No puedo, Nemes. Cuando acabe esta tarea me tomaré unas vacaciones, lo prometo.

Él fingió pensarlo antes de acercarse a ella, cogerla en brazos y besarla.

sábado, 22 de diciembre de 2012

Tierra y cielo (6)



Capítulo 6: La revelación.
De vuelta a las nubes, Sorah no sabía qué pensar. ¿Estaba Diego enfadado? ¿O no le pasaba nada con ella? Lo último que necesitaba era que dejara de hablarla, porque entonces no le podría ayudar.
Se dirigía hacia su dormitorio en las nubes cuando Nemeides la encontró.
El ángel vio su cabello rojizo y fue a por ella, sonriente, desterrando de momento las preocupaciones. Se hacía extraño verla de nuevo con alas cuando había estado mirándola durante tantas horas sin que las tuviera.
-¿Ya estás de vuelta, Sorah?
Lo dijo casi como si no le importara, pero no era así. Vio su sobresalto y, al instante, cómo se giraba hacia él, sonriendo cansada.

domingo, 16 de diciembre de 2012

Tierra y cielo (5)



Capítulo 5: Un cuento real.
A la hora de la comida, Sorah se dirigió a donde Diego se sentaba siempre, a una mesa apartada de todos los demás y que él ya estaba ocupando.
-Me parece que te debo un cuento, ¿no?
El desinterés con el que lo decía le indicaba lo mucho que le interesaba el asunto.
-Sólo si tú quieres.
Sí, ya era hora.
-No confío en la gente.
Eso ya lo sabía. Durante el tiempo que había pasado a su lado, había llegado a la conclusión de que sí, confiaba en sí mismo, al contrario de lo que había dicho Nemeides. Era de los demás de quienes no se fiaba.

sábado, 8 de diciembre de 2012

Tierra y cielo (4)



Capítulo 4. Desde las nubes.
Nemeides se apartó del punto de visión desde el que estaba observando a Sorah y al chico y se frotó los ojos con la mano. Nunca había estado muy pendiente de ella allí arriba, pero siempre que bajaba para ayudar a alguien, él la observaba sin que se diera cuenta.
No lo reconocería ante ningún otro ángel, pero la echaba de menos cuando no estaba. Y se sentía muy orgulloso de lo que estaba haciendo, de la forma que tenía de proporcionar consuelo o de llegar al centro de las cosas.

viernes, 7 de diciembre de 2012

Tierra y cielo (3)



Capítulo 3: Empiezan las confesiones.
-Buenos días, Diego.
El chico miró a Sorah. Ella, como todas las mañanas, tenía una sonrisa pintada en la cara y, antes de acercarse a los demás, se dirigía a él. Aún no comprendía qué la impulsaba a hablar con él, pero se sentía a gusto con ella cerca, al menos eso era lo que pensaba Sorah.
-¿Aún no te has cansado de mí?
Sorah le miró, de camino a clase. Luego se encogió de hombros.
-Llámame loca, pero no. ¿Intentas decirme que todos ellos- Señaló a su alrededor- sí lo han hecho?
Diego miró a ambos lados, a todos los alumnos de la clase. Sin decir palabra, fue a sentarse al fondo y ella le siguió. Justo cuando pensaba que no le iba a contestar, lo hizo.

jueves, 6 de diciembre de 2012

Tierra y cielo (2).


Capítulo 2: El humano.

Muchas veces había acudido a un instituto humano y ese no la sorprendió. Era igual a todos. Lo que sí lo hizo fue él, el humano al que tenía que ayudar. Todos los ángeles tenían un sexto sentido para captar a sus protegidos y ella lo notó en el estómago nada más verle. Él no se parecía a ninguna de las personas a las que se había acercado nunca, tenía el pelo castaño y lacio, que le caía sobre los ojos y vestía completamente de negro; su mirada azul no era triste, pero le faltaba vitalidad.

Mientras se acercaba al edificio principal, varias chicas le habían mirado con atención, pero él no se había dado cuenta. Se alejaba de todo el mundo y lo que ella tenía que hacer era, precisamente, acercarse a él. Por eso mismo optó por la falta total de sutileza.

sábado, 1 de diciembre de 2012

Tierra y cielo. (1)



Capítulo 1: La tarea.
Sorah despertó, agitando las alas a su espalda, sintiendo cómo algunas plumas, de un blanco puro, se desprendían al salir otras más fuertes debajo. La nube sobre la que se había dormido era blanda bajo su cuerpo. Mientras se estiraba, una sombra negra se interpuso entre ella y el sol. Alzó la vista hacia él.
-Buenos días, Nemeides.
El ángel sonrió. Su pelo rubio, como el de casi todos ellos, le caía liso hasta los hombros. También era cierto que él era más guapo que la media, con su piel bronceada y sus ojos dorados.
-Tienes trabajo que hacer, Sorah…

Novedades (10)

¡Hola a todos!
Simplemente anunciaros que, después de muchísimo tiempo, al final voy a empezar a publicaros aquí esa historia de ángeles (no muy larga, ¿eh?) que os prometí.
A todos los que contestasteis la encuesta, muchísimas gracias por hacerlo y a los que dijisteis que leeríais el relato, espero que os guste y que querais transmitirme vuestras opiniones, sean la que sean.
El relato, como ya he dicho antes, no va a ser demasiado largo, apenas siete u ocho capítulos que iré publicando poco a poco.
¿Qué os parece?
¿Os gusta la idea?
¡Ah, sí!
También quería comentaros, antes de que se me olvide, que dentro de nada cambiaré la cabecera del blog. Espero que la nueva os guste, puesto que a mí me ha encantado. No la he hecho yo, ni mucho menos, sino una persona a la que aprecio de una forma muy especial y con quien no quiero dejar de contar nunca. Realmente se  esforzado en hacerla y creo que os gustará tanto como me ha gustado a mí.
Ahora sí, un besazo enorme y muchísimas gracias por seguir leyéndome después de todos estos meses en este mundo que es el blogger.

miércoles, 21 de noviembre de 2012

Las cosas cambian.

Las cosas cambian. El verano, todo esplendor, da paso al otoño y a sus tonos rojizos y dorados, a los que sigue el invierno con sus glaciares tonos blancos y su ausencia de hojas,  que renacen y reverdecen en primavera. Es un cambio tan visible, tan necesario, que nadie puede pasarlo por alto.
Sin embargo, hay otros muchos que no son visibles a los ojos, que van sucediendo sin que los percibamos y, en ocasiones, enamorarnos es uno de ellos.
Seis meses atrás, me miraba en el espejo y veía lo mismo de siempre; miraba alrededor y no veía nada que variase, que pudiera ser diferente. Y no sabía lo equivocada que estaba. Poco después comenzaron a ocurrir cosas que me plantearon mil preguntas a las que traté de dar respuesta y una de ellas fue él.
Mi amigo, sin yo saberlo, se convirtió paulatinamente en algo más y, de repente, lo descubrí. A veces aún me pregunto cómo pude no notarlo y hago la misma reflexión de siempre, que el ser humano es ciego.
Por suerte, para mí no fue tarde.
La ceguera desapareció.
Le vi a él.
 

viernes, 9 de noviembre de 2012

Oscurantismo sentimental.

A veces recuerdo esos momentos de dudas e indecisiones, esas habituales sensaciones de que el mundo vuelve a ser gris y todo lo que me rodea se marchita, cubierto de una escarcha que, de lo fría que es, quema. Vuelvo a sentir, encerrada en la prisión que una sociedad homogénea y carente de lealtad ha creado, esa tristeza que se expande dentro de mí, atenuando los ecos, las reminiscencias de una etapa en la que me hallaba ciega, con los ojos vendados por medio de una falsa realidad de doble filo que me negaba a apartar de mí.

lunes, 5 de noviembre de 2012

Novedades (9)

¡Buenas a todos!
¿Qué tal va ese noviembre? ¿Ha empezado con buen pie?
Espero que sí, que tengáis tiempo de continuar con vuestros estudios, trabajos, blogs y demás sin ningún problema.
Yo, por mi parte y como podéis ver aquí, he decidido darle un nuevo aire al blog, porque he llegado a la conclusión (no sé qué pensaréis vosotros) de que necesitaba un lavado de cara después de... ¡5 meses! con los mismos colores.
Ya 5 meses... qué rápido pasa el tiempo cuando una está en tan buena compañía como sois vosotros ;)
Por ahora, tan solo he cambiado el fondo y he puesto uno que me parecía adecuado, por llamarlo de alguna manera, con el contenido de este pequeño espacio en el que escribo. ¿Qué me decís? ¿Os gusta?
Quizás dentro de poco (o dentro de mucho, según cómo ande de tiempo) cambie también la imagen del título y ponga alguna nueva, pero todo eso ya se andará, se verá, se pensará, se reflexionará y demás verbos que se os ocurran. ^^
Por ahora... ¿Os apetece darme vuestra opinión sobre los cambios?
¡Un saludo y un abrazo enorme a todos!

sábado, 20 de octubre de 2012

Obsesión.

Entra la brisa al moverse las cortinas y él observa el cuerpo femenino sobre la cama. Ve el cabello, dorado, desparramado sobre la almohada y la piel, pálida, semi cubierta por las sábanas. Uno de sus brazos, delgados y sin fuerza, cae desde el borde de la cama, sus dedos rozando la moqueta que cubre el suelo.

Él camina, cambiando de perspectiva hasta que puede ver su rostro, relajado, con los ojos cerrados y una serenidad que no parece propia del mundo. Tiene los labios ligeramente fruncidos por el sueño, como si permaneciera en una eterna calma confusa. Y sus cejas rubias se alzan por encima de unas largas y rizadas pestañas que no pueden aletear, que solo sirven de adorno.

viernes, 12 de octubre de 2012

Corazones Partidos.



Coges la copa de champán y la observas, totalmente absorta en las burbujas que se despegan del cristal del fondo para subir a la superficie.
Bueno, no sé si eso es lo que haces tú, pero sí se trata de lo que hago yo.
Estoy en medio de una sala llena de gente bien vestida a los que no conozco, claro que ellos tampoco me conocen a mí. Mi nombre es Ania y únicamente estoy aquí, aburrida mientras la orquesta toca, para recuperar lo que me pertenece.
Soy consciente de que un par de hombres me miran desde el extremo del salón y no es algo que me extrañe, dado mi aspecto de modelo rubia y rompecorazones, pero en eso están equivocados, es mi corazón el que está roto, lo que ya no tengo. Aparto la vista de ellos, asqueada, y la poso en la puerta, que se acaba de abrir para mostrar a una especie de dios griego de pelo negro y maravillosos ojos azules.
Las piernas me tiemblan cuando le reconozco y, sin embargo, ese temblor desaparece cuando camino decidida hacia él, que se queda paralizado al reconocerme.
-¿Ania?
Sonrío.
-Hola, Eric.
Y deprisa, antes de que puedan impedírmelo y sin dejar de sonreír, saco el puñal que escondía en la falda y se lo clavo en el pecho, justo en el corazón.
Cae al suelo, muerto.
 A mí, en medio de gritos, me apartan de él. Me da igual lo que hagan conmigo ahora.
Me partió el corazón y yo me he encargado de partírselo a él.
Literalmente.

viernes, 5 de octubre de 2012

Banda Sonora Original.



Salgo de la cama apartando las sábanas y estirándome después, hasta que siento que mis huesos llegan a su límite. Como todas las mañanas, no escucho el trino de los pájaros, ni las voces de los niños en las calles. Eso hace mucho tiempo que quedó atrás.
Desde hace dos años, lo único que se escucha cada mañana es la nada, hay el silencio más absoluto. O, al menos, ese es el mundo para mí. Desde que una infección acabó con mi oído y, por consiguiente, con todo mi mundo.
Yo adoraba la música, todo para mí era una continua melodía hasta que, de repente, cesó. Desperté de mi enfermedad con un sentido de menos.
Hoy, sin embargo, tengo esperanzas. Quizás sea el fin de mi tortura, de mi vida sin voces y sonidos.
Al final llego al hospital y no pasa demasiado tiempo antes de que me lleven a una sala en la que, mediante una mascarilla, vuelvo a quedarme dormida. No sé cuánto tiempo ha pasado cuando vuelvo a abrir los ojos, que, al instante, se me llenan de lágrimas. Mi propia respiración suena rítmica, tanto como no recordara que lo fuera; oigo el ruido de los coches más abajo, en la calle. Y escucho a mi familia, todas y cada un de las palabras que dicen quedan registradas en mi memoria sin necesidad del lenguaje de signos.
Hasta hace nada, un audífono era inútil para mí, no había forma de arreglar mi problema, pero un avance médico acaba de cambiar eso.
Ha vuelto la banda sonora de mi vida.

viernes, 28 de septiembre de 2012

Cuando el presente encuentra al pasado.

Bajo a la calle y me acerco a la panadería, donde también venden toda clase de productos de hojaldre, y compro una napolitana de queso. Esta es mi rutina de todos los viernes, llego a casa de la universidad y me compro mi capricho favorito para comer.
Siento la paz que viene junto al fin de semana y suspiro, feliz.
Entonces veo cómo se acerca y mi felicidad crece, al tiempo que se marchita, consciente de la realidad que nos rodea.
Me saluda y comenzamos a hablar, apenas unas frases, al igual que todos los días. Él me cuenta cómo le va y yo hago lo mismo, sin profundizar en los detalles. Es curioso cómo ha cambiado todo, y también doloroso. Antes nos mirábamos de una forma totalmente distinta, como la pareja que fuimos. Ahora, al mirale, solo veo esos momentos de risas, las charlas tapados con las sábanas depués de haberlo compartido todo. Y siento la nostalgia, las ganas irresistibles de recuperar aquello.
Y es que esto es lo que pasa cuando el presente se encuenta al pasado.
Quizás algún día me enfrente al futuro.

domingo, 23 de septiembre de 2012

Escúchame hablar.

Hace tiempo que solo se oye el silencio, que no escuchas mi voz por encima de las demás, que no te dejas guiar por ella y, poco a poco, te pierdes. te vas hundiendo en ese pozo de amargura y depresión en el que se ha convertido tu vida. Decidiste alejarte del mundo, pensando que la soledad te ayudaría a encontrarte, sin darte cuenta de la verdad , de que comenzabas a cambiar, a ocultarte, como si fueras un monstruo, aquello que ves cuando te miras al espejo y que, por el contrario, nadie más percibe, porque sólo son tus imaginaciones.
caminaste cambiando de rumbo, iniciando un tramo de tu vida que te llevaría al desastre, mientras pensabas que alcanzarías el éxito, que serías más de lo que eres, sin percatarte de que eras más de lo que creías.
Escúchame hablar ahora, sigue mi voz, llega a la luz, ilumina de nuevo esa vida que permanece oscura.

sábado, 22 de septiembre de 2012

Novedades (8)

¡Buenos días, buenas tardes, buenas noches!
¿Qué tal os va todo?
Me paso por aquí, antes de dejaros ningún nuevo relato (lo haré, prometido) para informaros a todos, tanto a los que votasteis en el cuestionario como a los que no pudisteis hacerlo, de que ya comencé a escribir la historia de ángeles que os prometí.
Llevo escrito aproximadamente la mitad de lo que bien se podría considerar un relato largo, así que en cuanto lo acabe, lo iré publicando por partes aquí, en el blog, para que lo leáis cuando os apetezca.
Hasta entonces, seguiré dejándoos relatos más cortos y lo que se me ocurra =)
¡Espero saber pronto de todos vosotros! :D

viernes, 14 de septiembre de 2012

El árbol de los recuerdos.



Cae la sombra sobre el árbol de los recuerdos,
sus hojas marchitas se olvidan con el graznar de los cuervos.
Memorias que se pierden al caer a la arena
y la voz del pasado no se oye, no suena.
Vislumbres de una vida muerta en el pasado,
el destino cambia a elección de los hados.
Viajes a lugares antes conocidos,
ahora son otros aquellos bien queridos.
Canciones infantiles cantadas al pie de la cuna,
nadie las canta ahora, solo las conoce la luna.
Mueren los días y viven las noches,
de la memoria, el pasado es solo derroche.

lunes, 10 de septiembre de 2012

Novedades (7)

¡Hola a todos!
Sí, sé que vais a pensar que es muy raro que escriba de golpe dos cosas que no son relatos, pero es que tengo que hacerlo.
Veréis, como ya es septiembre, ya dije en la entrada anterior (muchas gracias de nuevo) que no me iba a ser posible escribir todos los días, como he venido haciendo hasta ahora. Pero eso no significa que vaya a dejar el blog de lado, ni de lejos voy a hacerlo. Lo único que significa es que escribiré los fines de semana, cuando todos tengamos algo de tiempo libre.
¿Qué me decís? ¿Os parece bien?
Ya sabéis que vuestros comentarios me alegran el día.
¡Un beso!

domingo, 9 de septiembre de 2012

Vosotros, mis 104.

Supongo que, con tan solo ver el título de la entrada, ya os imagináis de qué va a tratar.
Y si, efectivamente, trata de vosotros.
Hace ya un tiempo, cuando descubrí que tenía 50 maravillosos seguidores, me emocioné de una forma que no voy a olvidar y ahora, después de unos días sin poder coger el ordenador debido a lo ocupada que he estado, veo que ya sois 104 las personas que me seguís. Y lo único que puedo hacer desde aquí, en mi dormitorio, sentada frente a la pantalla del ordenador, es agradecéroslo de todo corazón, porque el hecho de poder compartir con vosotros un pedacito de mi imaginación y de mis sentimientos es algo tan maravilloso que no encuentro las palabras exactas para describirlo.
Si en algún momento siento que no puedo seguir escribiendo, que me estoy bloqueando y quedando sin ideas, lo único que tengo que hacer es ver esa cifra que simboliza que a vosotros os gusta lo que escribo, lo cual consigue, inmediatamente, que tenga ganas de coger un lápiz y un cuaderno para continuar plasmando en los folios lo que sea que tenga en mente.
De modo que muchas gracias.
Quizás a partir de ahora haya menos entradas en el blog, ya que vuelven las responsabilidades de después del verano y debo centrarme en ellas, pero seguiré escribiendo, mostrándoos los fines de semana todo aquello que vaya imaginando, sumergiéndoos poco a poco en el pequeño mundo que es mi imaginación.
A todos nos esperan ahora cosas nuevas, ya sea en nuestros blogs o en la vida real.
Yo espero fervientemente que esas cosas nuevas que tengan que pasarme en este espacio, pueda compartirlas con todos vosotros.

sábado, 8 de septiembre de 2012

Miedo.



Tengo miedo a caer en un mundo de decepciones, a desilusionarme contigo, del mismo modo que se que otras se han desilusionado antes. Tengo miedo a imaginar, pese a que sé que nunca me verás como algo más, que algún día pueda ocurrir y suceda conmigo al igual que con las otras, que acabe siendo páginas que borrar del libro de tu historia.
Sí, lo sé, tenerte a mi lado tal y como estás ahora es lo mejor que puede suceder, debería conformarme con eso y no desear nada más, pero, tonta de mí, olvido la sensatez en tu presencia, dejo que todo lo que me une a la cordura desaparezca cuando estás presente, aún sabiendo de sobra que como amigo eres perfecto, pero que como más, podrías hacerme tanto daño que no pudiera recuperarme a no ser que te marcharas a algún lugar donde no pudiera verte.
Lo das todo con tus amigos, estás con ellos y, por consiguiente, estás conmigo, apoyándome siempre que te necesito, consolándome si es necesario. Pero cambias cuando estás con ellas y, estoy segura, cambiarías si estuvieras conmigo. A veces ese cambio es a mejor, ha pasado, lo he visto; pero otras veces ese cambio logra que ni te reconozca, que no vea a la persona sensata y empática a la que conozco. Y precisamente por eso, por miedo a que me rechaces pero también por miedo a que me aceptes y te conviertas conmigo en esta segunda imagen de ti mismo que tanto dista de la realidad, no te digo nada.
Me callo, esperando el instante en que quizás descubras, con algo de suerte, que siempre estoy ahí, aunque no te des cuenta.
Y decidas ser conmigo tal y como eres en verdad, creando así algo más.

viernes, 7 de septiembre de 2012

Magia Negra (12)


Epílogo: Violeta.

Con sus ojos bicolores, uno azul y el otro gris, Violeta miró a su abuela, que descansaba en la cama. Su respiración era fatigosa, cada vez más y la niña, de apenas once años, sabía que no faltaba mucho para que fuera inexistente.
Una vez más, como había sucedido desde que su abuelo muriera y la anciana enfermara a causa de la pérdida, ésta le había contado una historia de magia y amor, también de tragedia. La historia de la bruja que, al morir, habría de ir a los infiernos, sufrir de por vida como pago por la salvación de la persona a la que más había querido.

jueves, 6 de septiembre de 2012

Magia Negra (11)


Capítulo 6: Siempre.

Sentía frío y calor al mismo tiempo. Le escocían los ojos, pese a que no veía más que oscuridad y notaba su cuerpo como si fuera un peso muerto, incapaz de moverlo. Escuchaba susurros extraños y confusos, que podo a poco se hicieron más audibles, convirtiéndose en voces.
-Avril…
Era una voz de hombre, pero no podía distinguirla. Le dolía la cabeza y notaba un dolor punzante en los oídos.
-Avril…- Poco a poco, la voz se fue aclarando-. Dime algo, princesa…

miércoles, 5 de septiembre de 2012

Magia Negra (10)

Capítulo 5: Magia negra.
(Parte 2) 

 
Allí estaba ella, en ese desván que tan bien conocía, rodeada de los potentes aromas de las varitas de incienso egipcio, cuyo humo se esparcía por el aire creando suaves nubes y remolinos azulados.
Matt estaba justo en el medio del suelo, sobre una sábana blanca en la que ella, previamente, había escrito extensas y estilizadas líneas de jeroglíficos con lapislázuli molido.  Le había quitado la camisa, rota y ensangrentada y le había dejado con el suave y musculoso torso al aire. La sábana estaba rodeada de velas hechas a partir de conos de incienso, diferente al de las varillas. Los aromas se entremezclaban, ahogando el ambiente.

martes, 4 de septiembre de 2012

Magia Negra (9)


Capítulo 5: Magia negra.
(Parte 1) 

Avril miró el cuerpo sin vida de Matt. Desesperada, intentó encontrarle el pulso, pese a saber que no lo haría, porque era inexistente. Sus lágrimas caían al suelo, mezclándose con la sangre que seguía escapando del chico.
Durante unos minutos interminables, Avril no hizo nada más que quedarse sentada a su lado, dando rienda suelta a todo su dolor mediante sus gritos, tan desgarradores como la brecha que sentía ella misma dentro del pecho, en el lugar exacto donde su corazón comenzaba a convertirse en piedra sin él. Dejó que la magia escapara de ella a raudales, convocando una tormenta con un poder que nadie salvo ella podría parar, todo lo que sentía se concentraba en los rayos que caían del cielo, en la rápida expansión de los nubarrones negros y en el diluvio que estaban ocasionando.

lunes, 3 de septiembre de 2012

Magia Negra (8)

Capítulo 4: Matt.
(Parte 2) 

El restaurante era agradable, con suave música instrumental y paredes de madera, con grandes imágenes del paisaje de la India y decorados estilo Bollywood. Las mesas eran bajas y los asientos consistían en cómodos y coloridos cojines de seda. Ellos estaban situados en uno de los reservados, apartados del resto de los clientes.
-¿Te gusta?
Avril se metió una cucharada del arroz especiado en la boca. No sabía exactamente qué llevaba, pero sabía bien.
-Has acertado de pleno, Matt.
El chico sonrió. Cogió su copa y vació el contenido, también de origen hindú.
-Pensé que te gustaría probar algo nuevo.
-Si te digo la verdad- La bruja comió un poco más antes de seguir hablando-, empezaba a hartarme de la comida de mi madre. Como bruja, es muy buena, pero como cocinera, es pésima. Y lo peor de todo es que no me ha dejado preparar nada ni una sola vez, así que me he alimentado a base de carnes quemadas y verduras demasiado crudas.

domingo, 2 de septiembre de 2012

Magia Negra (7)


Capítulo 4: Matt.
(Parte 1) 

Al fin regresaba a la ciudad, junto a Matt. Había pasado demasiado tiempo con su familia, empapándose de todas esas tradiciones que, durante un año, no había seguido y celebrando una festividad que nunca dejaría de celebrar, pero durante todo aquel tiempo, no se había sentido completa. Notaba cómo un pedazo de ella permanecía en la distancia, sin que pudiera hacer nada para arreglarlo. Y lo peor había sido hablar con él por las noches, escuchar su voz y que ese dolor dentro de ella, en lugar de mitigarse, se acentuara por el hecho de no poder estar a su lado.
Conducía rápido, forzando ligeramente las marchas del coche en el que viajaba, impaciente por regresar junto al único chico por el que realmente había sentido algo.

sábado, 1 de septiembre de 2012

Magia Negra (6)

Capítulo 3: Magia, pociones y hechizos.
(Parte 2) 

No se equivocaba, a la mañana siguiente el cielo estaba cubierto de nubarrones negros, encapotado. Y continuó así tres días más, aquello era el norte del país y eso era lo normal.
Durante ese tiempo, Avril no solo se limitó a ayudar a su madre, siendo más consciente cada día que pasaba de que ella tenía cada vez más esperanzas respecto a que se quedara, aunque iba a defraudarla. También subió al desván, ese lugar lleno de telarañas y moho donde guardaban los libros de encantos. Habían pertenecido durante generaciones a la familia y cada bruja había ido añadiendo todos los que hubiera podido conseguir, acumulando así una colección de más de doscientos ejemplares diferentes. Nora siempre había preferido, pese a su ascendencia, la magia celta, pero ella tenía predilección por la egipcia.

viernes, 31 de agosto de 2012

Magia Negra (5)


Capítulo 3: Magia, pociones y hechizos.
(Parte 1) 

Escuchaba música mientras mezclaba las hierbas en porciones iguales y exactas, procurando no echar en ninguna bolsa ningún gramo de más de alguna de ellas. En las proporciones adecuadas, las raíces y las hierbas que empleaba su madre eran curativas, relajantes o miles de cosas más, pero un simple desequilibrio de una de ellas podía resultar perjudicial. Por eso escuchaba aquel sonido relajante, para concentrarse en lo que estaba haciendo. Dejó que las notas la envolvieran mientras molía una raíz marrón cuyo nombre sabía prácticamente desde que nació, después repitió el proceso con varios ingredientes más, sabiendo a la perfección qué era lo que estaba haciendo. Hacía tiempo que no preparaba esa clase de infusiones, pero la experiencia del pasado era algo que nunca desaparecía.

jueves, 30 de agosto de 2012

Magia Negra (4)


Capítulo 2: Recuerdos.
(Parte 2)
 
Una tarde, volvían de la universidad, hablando. Él se había quedado media hora de más, esperando a que acabaran sus clases y, en ese momento, con una taza de cartón llena de chocolate caliente entre las manos, recorrían la calle en medio del frío invierno. Ella había invocado una burbuja de calor que les mantuviera medianamente templados, era por eso por lo que caminaban en lugar de regresar a casa en coche.
-Deberías hacer esto más a menudo, ¿sabes?
Ella le miró, sin comprender.
-¿El qué?
Matt tocó la fina membrana de la burbuja, imperceptible para quienes pasaban junto a ellos.

miércoles, 29 de agosto de 2012

Magia Negra (3)


Capítulo 2: Recuerdos.
(Parte 1)
Era uno de esos días de octubre en los que el calor se había visto sustituido por la lluvia. Ella llevaba el abrigo bien abrochado y el paraguas chorreaba agua cuando Matt, el chico del pelo castaño y los ojos uno azul y el otro verde, le abrió la puerta. Primero la examinó con atención, observando las pintas con las que se presentaba ante él y después apareció la sorpresa al mirar sus ojos bicolores, como les sucedía a todos. Solo que en él tenía un significado diferente, puesto que él había nacido con la misma disparidad.
-¿Eres Matt Walls?
-Sí- Contestó, obligando a su expresión asombrada a desaparecer-. ¿Y tú eres…?
-Llámame Avril. Soy nueva en la Facultad de Arte y unos compañeros me han comentado que alquilabas una habitación. ¿Te importa alquilársela a una chica?
 Una sonrisilla divertida asomó a la cara del chico mientras se apoyaba en el marco de la puerta.

martes, 28 de agosto de 2012

Magia negra (2)

Capítulo 1: Vuelta a casa.
(Parte 2)

 
La tienda estaba cerrada cuando llegaron, pero no fueron pocas las personas que se acercaron a saludarla, queriendo saber qué tal le iba en la ciudad. El pueblo era muy pequeño como para que hubiera cotilleos constantes y la vuelta de una bruja tras seis meses era, sin duda, una noticia de la que saldrían muchos de los próximos rumores.
Después de recoger los frasquitos que estaban buscando, volvieron a salir, esta vez en dirección a la casa de su padre. Cuco, el perro de Jim, salió a recibirlas, abalanzándose sobre ellas y lamiendo cada mano que veía. Luego le vio a él, su padre, al que no se parecía en nada. Salió de la casa y caminó hacia ella, aplastándola en un abrazo de oso.

lunes, 27 de agosto de 2012

Plumas de Ayer... ¡y mi blog!

¡Hola a todos!
Sí, esto es raro, lo sé. Algunos estaréis preguntándoos qué hago escribiendo dos entradas por día y la respuesta en realidad es muy simple...
Una compañera blogger, hace ya un tiempo, hizo una crítica de mi blog y  ahora que finalmente he podido, os dejo aquí el link por si os apetece pasaros a ver qué piensa una lectora de mi blog. (Te pido perdón por la tardanza, Lena)
 http://plumasdeayer.blogspot.com.es/2012/08/locas-imaginaciones-queridas-plumas.html
¿Qué me decís? ¿Os pasaréis a verlo? 
Muchísimas gracias a todos vosotros y, por supuesto, mil gracias también a Lena, por tomarse la molestia de pasarse por el blog y plasmar lo que opinaba de él en el suyo.
 

Magia Negra (1)


Capítulo 1: Vuelta a casa.
 (Parte 1)

Los vapores emanaban del caldero situado justo en medio de la habitación, despidiendo un agradable aroma a romero al que Avril ya estaba acostumbrada. Eran muchos años oyendo el crepitar del fuego trucado bajo el latón y los cánticos que ellas, las brujas blancas, murmuraban mientras preparaban sus hechizos. Había pasado tanto tiempo entre esas cuatro paredes que no había nada que pudiera sorprenderla o que, por otra parte, no fuera capaz de hacer.
La tradición de la curación por medio de métodos poco naturales era algo que había pasado de generación en generación en su familia durante años y había ocurrido lo mismo con muchas otras familias del norte del país, el único lugar en el que la magia seguía presente a diario. Era por eso que en muchas ocasiones, todos aquellos hombres y mujeres con el don que ella poseía, se juntaban en esa sala que ya había adquirido un aroma propio, fruto de los años de pócimas y brebajes, para practicar la magia.

domingo, 26 de agosto de 2012

¡Ya he vuelto!

¡Hola a todos!
Bueno, como podéis comprobar con esta entrada, ya estoy de vuelta, dispuesta a darlo todo con nuevos relatos que se me han ocurrido durante mi semanita recorriendo el Mediterráneo, así como una nueva historia corta y... ¡Una nueva historia más larga!
Bueno, vale, esta última tampoco va a ser demasiado larga, porque los capítulos son muy cortitos, pero ya la vereis más adelante. Por ahora, si no os importa, me gustaría que contestarais a la encuesta que voy a poner en el lateral del blog, para saber si os interesaría o no leerla.
Y volviendo a la historia que os prometí a algunos antes de marcharme de viaje... esa aparecerá en breve en el blog, que es justo lo que voy a publicar a partir de ahora :D
¿Queréis sabér de qué va?
Pues aquí lo tenéis.

Magia Negra.

Todo el mundo, cualquier persona a la que le preguntes, te dirá que solo hay una magia buena y que esa es la magia blanca, que la magia negra es empleada por nigromantes y tiranos con el único propósito de aumentar su poder.
Pero… ¿Qué harías si la magia negra fuera el único modo de salvar a quien quieres?
La magia pura puede abrirte las puertas del cielo, pero la magia negra te asegura la caída al infierno.
Ella se condenó a una eternidad de llamas con tal de recuperarle.


¿Qué me decís? ¿Os interesa?
Pues seguramente mañana, día 27 de Agosto, podréis empezar a leerla. 
Ya sabéis que los comentarios son bienvenidos y nada, muchas gracias por leerme.
¡Un saludo enorme a todos!
 

viernes, 17 de agosto de 2012

Descanso.

¡Hola a todos!
Una vez más, quería agradeceros, tanto a los seguidores como a los que no lo sois, que os paséis por aquí y decidáis leer lo que escribo, no sabéis la ilusión que me hace ver que, día a día, las visitas al blog aumentan.
Quizás os preguntéis el motivo de esta entrada, que sustituye a las que pongo normalmente con relatos, poemas y demás. Bueno, pues resulta que me voy.
No va a ser una ausencia larga que dure un mes, así que no os preocupéis por eso que para finales de mes volveréis a tenerme por aquí. Simplemente voy a tomarme un descanso y no tardaré en estar completamente incomunicada del mundo hasta próximo aviso. Seguramente por eso, cuando vuelva, lo haré cargada de nuevas ideas que plasmar aquí, en el blog, el espacio en el que me gusta comunicarme con vosotros. Es más, por compensaros de alguna forma por mi ausencia, he ideado algo. ¿Queréis saber qué tengo planeado?
Para empezar, una historia. No es demasiado larga, apenas unos pocos capítulos con los que espero que disfrutéis a mi vuelta.
¿Después? Pues ya tengo pensados un par de relatos y seguro que, gracias a la incomunicación a la que me voy a someter, volveré con alguno más, puede que también con algún poema, eso no lo sé.
Espero que estos días también vosotros los paséis lo más relajados posibles.
¿Qué me decís? ¿Habéis leído todos los relatos del blog?
Si no lo habéis hecho, es probable que durante estos días os apetezca revisarlo para releer aquellas entradas que más os hayan gustado o, por el contrario, leer por primera vez alguna entrada que no hubierais visto hasta ahora.
Una última cosa:
Estaré encantada con todo lo que me queráis transmitir.
Ahora sí... 
¡Un saludo a todos!

jueves, 16 de agosto de 2012

Abismos.

Lo siguiente es un poema donde trato de expresar lo poco que sabemos de los demás, lo alejados que nos mantenemos de quienes nos rodean, sin llegar nunca a conocerles del todo, sin saber cómo son sus vidas o qué sienten en ellas.
 
El tiempo pasa demasiado lento
si trato de olvidar lo que siento.
Escucho las voces de desconocidos,
pero no puedo escuchar mis latidos.
miro a mi alrededor y veo a la gente,
mas no sé lo que piensan o sienten.
Salgo y río con todos mis amigos, 
sin saber qué pensaron cuando nos conocimos.
Estudias en tu casa, sin salir de tu cuarto
y por la ventana ves a alguien pasando el rato.
Al ir en tren observas a los pasajeros,
estudias sus caras, ¿quiénes fueron?
Vives en tu mundo, centrado en ti mismo
y así, de los demás, te separa un abismo.

miércoles, 15 de agosto de 2012

¿Has oído al viento llorar?

A veces se escuchan sus lamentos, el silbido entre los árboles al recordar su tormento.
Antes, no había corrientes de aire, el mundo se mantenía a la temperatura idónea todo el año, en invierno y en verano.
Vento vivía apaciblemente sin ninguna preocupación más que obedecer los caprichos de su señor y estaba contento con ello, con ser el último en la cadena de mando.
Hasta que conoció a Flama.
Flama, pelirroja como las llamas, era una sacerdotisa recién iniciada, pero había un dios al que ya había caído en gracia. Zeus iba tras ella cual adolescente enamorado, rogándole un trato de favor que ella le negaba, que les había negado a todos.
Pasaron las semanas y Vento se limitaba a mirarla a distancia, nunca se acercaba. Pero llegaron las fiestas de la ciudad y eso cambió. Un día, toda la familia, incluidos los siervos, estaban en el templo y ella apareció; tenía prisa, pero al verle, se paralizó. Y supo que, de alguna manera, él era lo que no había encontrado tras años buscando, que por fin le tenía enfrente.
Durante algunos meses, por las noches, ambos consiguieron escaparse, encontrarse el uno al otro y perderse para no ser hallados hasta el alba siguiente, de nuevo dispuestos a sus respectivas funciones.
Sin embargo, sucedió que Zeus no se había olvidado de ella, la seguía considerando un capricho que debía tener. Y como un niño caprichoso, su ira fue arrolladora cuando supo que lo que él, un dios inmortal y todopoderoso, no había conseguido, sí lo había logrado otro.
Cegado por los celos, los maldijo a ser polos opuestos, a pelear siempre con tal de imponerse.
Y así fue como surgieron el frío y el calor; cómo Flama se vio convertida en el calor del verano y cómo Vento se transformó en el viento que lucha para vencerlo.
¿Has oído al viento llorar?
Ese aullido que produce al chocar contra muros y edificios es su lamento, así es como llora Vento.

martes, 14 de agosto de 2012

No estás.

Ya no estás, desapareciste con mi esperanza e ilusión,
me despierto y solo siento un peso en el corazón,
me inunda el dolor, el pánico, la traición.

Desde que te fuiste, mi mundo ya no es feliz;
no hablo, todos dicen que he dejado de reír,
maldicen el momento en que confié en ti.

Te oigo, siento que me tocas la espalda,
aspiro el aroma de tu colonia almizclada;
de tantas lágrimas mi piel ya es salada.

Subo al autobús y veo tu cara en el espejo,
busco por todas partes, queriendo darte un beso
y descubro que fue un sueño, no tu reflejo.

Me tumbo en la cama y me dejo llevar;
hay mil recuerdos que no puedo olvidar,
aún espero que me vuelvas a abrazar...